COSTA RICA DOCUMENTO DE ESTRATEGIA PAÍS


Save this PDF as:
 WORD  PNG  TXT  JPG

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "COSTA RICA DOCUMENTO DE ESTRATEGIA PAÍS"

Transcripción

1 COMISIÓN EUROPEA COSTA RICA DOCUMENTO DE ESTRATEGIA PAÍS (E/2007/483)

2

3

4 Informe estratégico nacional, ÍNDICE RESUMEN OBJETIVOS Y PRINCIPIOS DE LA COOPERACIÓN DE LA COMISIÓN EUROPEA CON COSTA RICA OBJETIVOS GENERALES OBJETIVOS ESPECÍFICOS PARA AMÉRICA LATINA Y AMÉRICA CENTRAL OBJETIVOS BILATERALES ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN Y PRINCIPALES DESAFÍOS CONTEXTO POLÍTICO SITUACIÓN SOCIAL SITUACIÓN DEL MEDIO AMBIENTE (ANEXO 6) ECONOMÍA, INVERSIONES Y COMERCIO INTEGRACIÓN REGIONAL PROGRAMA NACIONAL DE COSTA RICA BALANCE DE LA COOPERACIÓN, COORDINACIÓN Y COHERENCIA COOPERACIÓN DE LA COMISIÓN EUROPEA, LA EXPERIENCIA DEL PERÍODO PROGRAMAS DE LOS ESTADOS MIEMBROS DE LA UNIÓN EUROPEA Y DE LOS DEMÁS DONANTES COHERENCIA CON LAS POLÍTICAS Y LOS INSTRUMENTOS DE LA UE (ANEXO 11) ESTRATEGIA DE LA COMISIÓN EUROPEA OBJETIVOS Y MODALIDADES JUSTIFICACIÓN DE LA ELECCIÓN DE LOS SECTORES DE CONCENTRACIÓN Cohesión social Integración regional ELABORACIÓN DE LOS PROGRAMAS EN LOS SECTORES DE CONCENTRACIÓN PROGRAMA INDICATIVO NACIONAL (PIN) MODALIDADES ACTIVIDADES Y SECTORES DE CONCENTRACIÓN Cohesión social Integración regional COMPLEMENTARIEDAD CON LOS DEMÁS INSTRUMENTOS DE COOPERACIÓN CALENDARIO DE EJECUCIÓN INDICATIVO

5 ANEXOS Anexo 1: Generalidades sobre el país y estructura del presupuesto Anexo 2: Comercio Exterior Anexo 3: Objetivos de Desarrollo del Milenio Anexo 4: Indicadores sociales comparativos Anexo 5: Perfil del género Anexo 6: Perfil medioambiental Anexo 7: Cooperación internacional en Costa Rica Anexo 8: Cooperación de los Estados miembros de la Unión Europea Anexo 9: Estado de la programación Anexo 10: Indicadores para los sectores de concentración Anexo 11: Coherencia de las Políticas Anexo 12: Resumen de la Estrategia América Central Anexo 13: Proceso de consulta sobre el CSP Costa Rica

6 RESUMEN El informe estratégico de Costa Rica se basa en el programa de desarrollo del país, integra la experiencia adquirida en la aplicación de la estrategia de la Comisión Europea en el periodo y tiene en cuenta las prioridades de la cuarta Cumbre de Viena. Costa Rica es un país de renta intermedia, con una buena posición en la clasificación mundial del índice de desarrollo humano (IDH). Tiene una economía abierta basada en la agricultura y los servicios, en particular el turismo. La participación de la agricultura en la producción nacional está en constante retroceso, aunque sigue representando una parte importante de las exportaciones, principalmente con el banano y el café. Si bien históricamente ha expresado ciertas reservas en lo que se refiere a su integración con sus vecinos de América Central, haciendo valer sus buenos resultados económicos y sociales, en la actualidad se muestra más dispuesta en este sentido, en particular en la perspectiva de un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea. En estos últimos años, se ha observado un claro y constante deterioro de los buenos indicadores del país y un retroceso desde el puesto 42 al 47 del IRH entre 2001 et Los datos económicos y sociales son preocupantes y las inversiones públicas no están a la altura de los desafíos del país debido a la falta de recursos fiscales suficientes. Como resume el Informe sobre el Estado de la Nación de 2004, Costa Rica ha comenzado a «consumir su futuro», adoptando un modelo no sostenible desde el punto de vista económico, social y medioambiental. En el ámbito político, se observa una cierta parálisis en el proceso legislativo que frena las reformas, fenómeno al que se añaden escándalos de corrupción que producen una crisis de confianza del ciudadano costarricense en la democracia de su país. El país debe hacer frente a los retos de la globalización, al Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Centroamérica (CAFTA), y a la creciente competencia en los mercados internacionales, a través de la inversión, la modernización, la diversificación de la economía y la mejora de su productividad. El presente informe estratégico se elaboró en consulta con los diferentes agentes interesados, estatales y no estatales, los Estados miembros y la comunidad internacional. Propone centrar la estrategia para el período en los dos ámbitos siguientes: la mejora de la cohesión social apoyando la modernización del Estado, con el fin de mejorar los servicios sociales y de combatir la pobreza y las desigualdades sociales y territoriales (75 % de la asignación), concentrándose en las poblaciones más vulnerables; el aumento de la integración regional en el contexto de América Central con objeto de apoyar los esfuerzos del país para desarrollar políticas convergentes con la región, mejorar su competitividad y reafirmar su posición comercial (25 %). Para el período , se ha previsto para Costa Rica un importe indicativo de 34 millones de Euros, en concepto de instrumento financiero para la cooperación al desarrollo. Estas intervenciones serán complementarias de las que podrían ser financiadas por los programas regionales para América Central y América latina, así como por los programas temáticos. Los programas se ejecutarán en función de los progresos alcanzados en el marco de la cooperación

7 1. OBJETIVOS Y PRINCIPIOS DE LA COOPERACIÓN DE LA COMISIÓN EUROPEA CON COSTA RICA 1.1. Objetivos Generales De conformidad con el artículo 177 del Tratado, la política europea de desarrollo tiene por objetivo el desarrollo social y económico sostenible de los países en desarrollo, la inserción armoniosa y progresiva de los países en desarrollo en la economía mundial y la lucha contra la pobreza. En noviembre de 2005, y de conformidad con el artículo 177 del Tratado, el Consejo y la Comisión Europea adoptaron una Declaración Conjunta sobre la Política de Desarrollo de la Unión Europea, «el consenso europeo», que define una visión común de la Unión Europea, incluido a nivel de sus Estados miembros, en materia de desarrollo. La Declaración establece que la reducción de la pobreza y, si es posible, su eliminación para un desarrollo duradero y, en particular, en referencia con los Objetivos del Milenio, constituyen el principal objetivo de la cooperación con terceros países, así como la democracia, el Estado de Derecho y el respeto de los derechos humanos. Destaca la importancia de la cooperación con los países en desarrollo y de la promoción de la buena gobernanza, de los derechos humanos y de la democracia, con vistas a una globalización más equitativa. Reitera el compromiso de favorecer la coherencia de las distintas políticas con la política de desarrollo. Todas las políticas susceptibles de tener un impacto en los países en desarrollo deben tener en cuenta y apoyar los objetivos de la cooperación al desarrollo. Por último, el consenso destaca el principio de la apropiación por parte de los países socios beneficiarios de las estrategias y programas de desarrollo y preconiza un diálogo político reforzado y un mayor protagonismo de la sociedad civil en la cooperación al desarrollo Objetivos específicos para América Latina y América Central El Reglamento (CE) n 1905/2006de 18 diciembre de 2006 del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establece un nuevo instrumento financiero para la cooperación al desarrollo (DCI) en referencia al Articulo 179 del Tratato CE, es aplicable a Costa Rica. En su comunicación de diciembre de 2005 titulada "una asociación reforzada entre la Unión Europea y América Latina", la Comisión reafirma el objetivo de reforzar la asociación con la región, de intensificar el diálogo político, de orientar la cooperación hacia los programas políticos, las necesidades y las características de los países beneficiarios, y de promover el comercio y las inversiones. En 2006 tuvo lugar en Viena la cuarta Cumbre entre los jefes de Estados y de Gobiernos de los países latinoamericanos, del Caribe y de la Unión Europea, durante la cual se reafirmó el compromiso de fortalecer la colaboración biregional. También se puso el acento sobre el multilateralismo, la integración regional y la cohesión social como prioridades del diálogo político y de la cooperación. Las relaciones a nivel regional entre la Unión Europea y las seis repúblicas centroamericanas se han inscrito históricamente en el Diálogo de San José, iniciado en 1984 en Costa Rica. Constituye el principal mecanismo de diálogo político entre las dos regiones. Fue instaurado en su origen para apoyar el proceso de paz y democratización de la región. Tras su renovación en 1996 y en 2002, el Diálogo de San José se amplió al desarrollo económico y social. Las actividades de cooperación se realizan al amparo del Acuerdo marco regional de cooperación al desarrollo regional de 1993, firmado por los seis países de América Central y por la Comisión Europea, en vigor desde Este Acuerdo de «tercera generación» cubre una amplia serie de sectores y prevé la creación de un Comité mixto para supervisar su aplicación, y de subcomités encargados del examen detallado de sectores específicos incluidos en el Acuerdo.

8 En diciembre de 2003, la UE y América Latina firmaron un nuevo Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación que institucionaliza el Diálogo de San José y amplía la cooperación a sectores como las migraciones y la lucha contra el terrorismo. Este Acuerdo también abre la puerta a un futuro Acuerdo de Asociación, convertido desde la tercera Cumbre de Guadalajara en el objetivo estratégico común de ambas Partes. Con ocasión de la Cumbre de Guadalajara, los Jefes de Estado y de Gobierno declararon que la celebración de un Acuerdo de Asociación entre la UE y Centroamérica era un objetivo estratégico común y expresaron su satisfacción por la decisión de ambas partes de iniciar el proceso conducente a dicho Acuerdo, comenzando una evaluación conjunta del proceso de integración económica de América Central. Durante la Cumbre de Viena, las dos regiones decidieron, sobre la base de los resultados positivos de la evaluación conjunta, lanzar las negociaciones con el fin de lograr un Acuerdo de Asociación, incluyendo la creación de una zona de libre comercio. Centroamérica confirmó su voluntad de aplicar las decisiones, adoptadas en marzo de 2006 en Panamá por los Jefes de Estado de la región, tendientes a ratificar el Tratado de Centroamérica sobre las inversiones y los servicios y de crear un mecanismo jurisdiccional que permita asegurar el respeto de la legislación económica regional en toda la región Objetivos bilaterales Los objetivos bilaterales son coherentes con el marco regional. La UE y Costa Rica son socios políticos y económicos importantes: Costa Rica desempeña un importante papel en la región en términos de estabilidad y de respeto de los valores democráticos. La UE debe mantener y consolidar su diálogo político con este país en el contexto de América Central así como en sus relaciones de cooperación. Costa Rica mantiene relaciones económicas y comerciales muy dinámicas con la Unión Europea y ésta expresa su satisfacción por la creciente implicación de Costa Rica en el proceso de integración regional de América Central, prioridad que se inscribe en la preparación de las negociaciones de un Acuerdo de Asociación regional con la UE. 2. ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN Y PRINCIPALES DESAFÍOS 2.1. Contexto político El país presenta buenos resultados en el ámbito de los derechos humanos, con un sistema judicial independiente y competente. El Tribunal Interamericano de Derechos Humanos y el Instituto Interamericano de Derechos Humanos tienen su sede en Costa Rica, lo que refleja el compromiso del país en este ámbito así como el reconocimiento de sus esfuerzos en favor de la paz en la región. Estos esfuerzos se vieron recompensados con la concesión del Premio Nóbel de la Paz al Presidente Oscar Arias, reelegido por segunda vez en No obstante, las organizaciones internacionales denuncian una serie de problemas, como la superpoblación de las cárceles, el abuso de menores y la prostitución infantil y la violencia conyugal. La legislación del país no está en completa conformidad con el derecho internacional de trabajo, en particular en lo que respecta a las reglas aplicables a la negociación colectiva y a las convenciones colectivas, pero se han adoptado compromisos en estos aspectos (OIT). Las poblaciones indígenas, aproximadamente el 1,7 % de la población, siguen siendo objeto de marginación en las zonas rurales y presentan indicadores socioeconómicos inferiores a la media nacional.

9 Costa Rica tiene desde 1948 una tradición democrática y de estabilidad. Estos últimos años, el Gobierno se ha enfrentado a dificultades para llegar a un consenso sobre su Programa de desarrollo, debido en particular al bloqueo del sistema por la Asamblea legislativa. El Gobierno no ha conseguido que se adopten reformas esenciales, como la reforma fiscal, la ratificación del Tratado de Libre Comercio con Centroamérica (CAFTA), ni que progrese la privatización. El número de leyes aprobadas en 2003 y 2004 representó la mitad de las aprobadas anteriormente y pudieron adoptarse pocas decisiones de interés nacional estratégicas. Costa Rica se enfrenta desde hace varios años a los mediocres logros de su sistema político, a pesar de que los sucesivos Gobiernos han intentado redefinir las relaciones de poder con objeto de aumentar el grado de asunción de responsabilidades y de mejorar la eficacia y la transparencia de los asuntos públicos. En 2004, el país se vio sacudido por una serie de escándalos de corrupción en los cuales se vieron involucrados tres ex presidentes y que costaron la detención preventiva a dos de ellos. Estos hechos demostraron, sin embargo, la independencia del poder judicial y la determinación de las instituciones públicas de hacer frente a la corrupción. Además, tuvieron consecuencias políticas ya que las elecciones de 2006 marcaron la transición de un sistema bipartidista a un sistema menos estático, poniendo de manifiesto el descontento de los electores respecto a las actuaciones de los dos principales partidos políticos. La política costarricense ha estado dominada tradicionalmente por dos partidos, el Partido de Unidad Socialcristiana (PUSC), partido del ex Presidente Pacheco cuyo mandato finalizó en mayo 2006, y el Partido de Liberación Nacional (PLN), Partido del actual Presidente Oscar Arias. Los dos partidos son considerados de centro y sin importantes diferencias ideológicas. Durante estos últimos años, y en respuesta a la demanda de una alternativa a los dos partidos tradicionales han surgido nuevos partidos, como el Partido Acción Ciudadana (PAC) o el Movimiento Libertario. La estrecha victoria de Oscar Arias sobre su rival Otton Solís (PAC) y el fracaso del PUSC modifican el escenario político del país. La diferencia entre el resultado que obtuvo Otton Solís en su candidatura presidencial (39.80% de los votos) y el que obtuvo su partido PAC en la Asamblea Legislativa (25.3%) revela que el partido no tiene aún un electorado estable (véase Anexo 1 para la composición de la Asamblea formada por 57 miembros de los cuales 17 son del PAC). La impresión de corrupción y el centralismo efectivo de los poderes fueron denunciados durante la campaña electoral de febrero de Aunque una enmienda constitucional ha instaurado una transferencia del 10% de los recursos del Estado a los municipios, acompañada de una descentralización de las responsabilidades, en la práctica esta transferencia se ha limitado al 3,5% lo que refleja una profunda rigidez institucional. Sin embargo, casi todos los partidos políticos coincidían en considerar esencial la modificación del reparto de poderes en el país y la descentralización de responsabilidades hacia los municipios. La inmigración nicaragüense representa la mitad de los movimientos migratorios hacia Costa Rica. Según un cálculo estimativo, la población nicaragüense en Costa Rica asciende a personas, es decir, representa la mitad de los extranjeros del país, con el reto de su integración en la sociedad costarricense que ello implica. Como en otros países, la integración de los inmigrantes es un desafío en términos de seguridad, de empleo y de acceso a los servicios sociales. Costa Rica y Nicaragua viven períodos de tensión recurrentes, sobretodo debido a su litigio sobre los derechos de navegación de los que Costa Rica se beneficia en el fronterizo río San Juan. Costa Rica llevó este asunto ante el Tribunal Internacional de Justicia en septiembre de Por otra parte, el país ha introducido una legislación sobre la inmigración más restrictiva que afecta particularmente a los nacionales de Nicaragua. Costa Rica es un país de tránsito para el tráfico de drogas entre Colombia y otros países, lo que la hace particularmente vulnerable a la corrupción y a las actividades de blanqueo de capitales. No obstante, el país ha adoptado medidas para reforzar los controles y mejorar la transparencia de las transacciones.

10 2.2. Situación social Costa Rica es un país de renta media (4329 dólares USD por habitante en 2004) con índices de pobreza muy inferiores a los de los demás países de la región (véase el anexo 4). Durante las últimas décadas, marcadas por un aumento de la competencia económica mundial y por turbulencias regionales considerables, Costa Rica logró mantener una estrategia nacional de desarrollo humano equitativo, basada en un sistema de servicios públicos sociales y de acceso universal. El Décimo Informe sobre el Estado de la Nación, de 2004, destaca la mejora del acceso de los costarricenses a los servicios de salud, educación, vivienda y servicios básicos. En este contexto, la inversión social pública contribuye a limitar los efectos de la pobreza. Estos resultados también se reflejan en el informe de las Naciones Unidas sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (véase el anexo 3), que muestra mejoras en un gran número de indicadores sociales (malnutrición, mortalidad infantil, acceso a la educación primaria, sida, tuberculosis) y medioambientales (zonas protegidas, energías renovables, acceso al agua potable). El país también lleva a cabo una política de lucha contra la discriminación que sufren las mujeres (anexo 5). Sin embargo, se observa una diferencia significativa (de un 30% de media) entre los salarios de hombres y mujeres en el sector privado, siendo aún mayor la discriminación en los puestos de alto nivel. Además, el desempleo afecta más a las mujeres que a los hombres. El Undécimo Informe sobre el Estado de la Nación, de noviembre de 2005, destaca el empeoramiento de numerosos indicadores socioeconómicos y, en particular, de algunos preocupantes en el ámbito de la salud, como el aumento de los casos de dengue ( casos registrados). Aunque la partida de los gastos sociales en el presupuesto del Estado aumentó un 58% entre 1990 y 2004, puede considerarse más bien en retroceso si se tiene en cuenta el aumento de la población. Una inflación del 10 % durante la última década y la falta de recursos públicos no han permitido realizar las inversiones suficientes en infraestructuras y servicios sociales, prioridad del anterior Gobierno y del actual. Así, el Undécimo Informe sobre el Estado de la Nación indica que, con excepción del sector de la educación (+4%), las inversiones (transporte, vivienda, sanidad) y los gastos sociales están en retroceso por segundo año consecutivo, aunque la inversión social pública represente el 19% del PIB y el 78% de los gastos del Estado en Desde hace quince años, no ha dejado de aumentar la fractura entre las clases sociales, debido principalmente al aumento de las diferencias salariales. El índice Gini pasó de 37 a 42 durante este período. Se observa también un aumento de las desigualdades regionales y locales, principalmente en el medio rural. Mientras que el 21,2% de los hogares del país estaban por debajo del umbral de pobreza en 2004, en las regiones periféricas como Brunca el porcentaje alcanzó el 40%, y el 21% de los hogares estaban en condición de extrema pobreza, es decir, el doble de la media nacional. Otro fenómeno preocupante es la duplicación en diez años de la vivienda precarias (chabolas) sin acceso a los servicios básicos, en el área metropolitana de San José. El país debe generar más recursos para aumentar la financiación social y adoptar políticas sociales eficaces dirigidas a las regiones y poblaciones desfavorecidas con el fin de combatir la pobreza y luchar contra las desigualdades y la exclusión. En un contexto en el que la política social se dirige esencialmente desde la administración central, dicha estrategia debería acompañarse de un aumento de las responsabilidades y de las capacidades administrativas, incluyendo las locales.

11 2.3. Situación del medio ambiente (anexo 6) Costa Rica se caracteriza por una enorme riqueza ecológica y una diversidad biológica que se ha beneficiado de una política medioambiental dirigida a la protección de los ecosistemas (25% de zonas protegidas). El país ha sabido explotar especialmente bien el potencial turístico de su patrimonio natural. En la actualidad, el turismo ecológico constituye su principal fuente de divisas extranjeras. Sin embargo, entre las deficiencias de su política medioambiental se cuentan la deforestación no controlada y problemas de contaminación en el área metropolitana de San José, 4% del territorio en el que se concentran el 60% de la población y el 90% de las actividades industriales. Los poderes públicos, en particular las autoridades locales, debido a la falta de políticas y de medios adecuados, no han sabido hacer frente a la degradación del medio urbano que es en la actualidad una de las principales preocupaciones del Gobierno. Se trata, en concreto, de la preocupante contaminación de las aguas, de la insuficiencia de los sistemas de saneamiento y de la gestión incontrolada de los residuos, problemas, todos ellos, que reclaman políticas urbanas y locales que integren el medio ambiente, la planificación medioambiental y la financiación correspondiente. El informe sobre el Estado de la Nación de 2005 destaca la importancia de los problemas institucionales a que se enfrenta el MINAE (Ministerio del Ambiente y de la Energía) para llevar a cabo las actividades de conservación y de protección del medio ambiente. La fragmentación de las responsabilidades y la falta de instrumentos adecuados debilitan el sistema de gestión medioambiental, en un marco de limitaciones presupuestarias. Son esenciales la reforma de la administración del medio ambiente y la coordinación de las instituciones para abordar con eficacia las cuestiones de medio ambiente urbano e integrar sistemáticamente las cuestiones medioambientales en el desarrollo. La aplicación de un nuevo reglamento de 2004 sobre el procedimiento de evaluación del impacto ambiental deberá contribuir a la consecución de este objetivo. El país ha duplicado su consumo de energía desde hace 10 años, mientras que la producción, esencialmente hidroeléctrica, ha permanecido estable, lo que significa una mayor dependencia de las importaciones, incluido de combustibles fósiles (70 % del consumo) cuya factura aumentó en un 39 % entre 2003 y El país se enfrenta pues al triple reto de reducir su consumo energético a través de una política de eficacia energética, del ahorro energético y del recurso a un abanico mayor de energías renovables (10% en la actualidad sin contar la energía hidroeléctrica) y finalmente de la adaptación de su modelo urbano y de transporte basado en el automóvil (+6,5% anual). El desafío medioambiental del país consiste en mantener una política de protección de la naturaleza que ha dado buenos resultados y en invertir para resolver los problemas de contaminación y de ordenación urbana en el área metropolitana de San José, lo que implica la adopción de políticas y la creación de infraestructuras en concertación con los agentes locales, públicos y privados, incluidos los municipios. Como los demás países de América Central, también debe hacer frente al cambio climático, que podría afectar a importantes sectores económicos como la agricultura, el turismo y los bosques Economía, inversiones y comercio Situación económica Costa Rica es un mercado de 4 millones de consumidores, el más industrializado de América Central. Su estrategia económica se basa en una economía abierta, con esfuerzos de diversificación y cuyo crecimiento medio es del 4,3 desde hace diez años. La Administración se enfrenta a importantes problemas económicos: el déficit presupuestario crónico (3,6% del PIB) debido a la escasa presión fiscal (13,4% del PIB a los que se añaden el 4,4 % del PIB en términos de cargas sociales en 2004), la evasión fiscal y el elevado nivel de la deuda pública (57 % del

12 PIB en 2004), son los principales obstáculos al desarrollo económico y social del país. Por último, la inflación alcanzó el 13.6% en 2005 y amenaza la estabilidad económica y social del país. Las dos partidas mayores, salarios y servicio de la deuda, consumen el 80 % de los gastos, lo que deja pocas posibilidades para la inversión pública (infraestructuras, vivienda, salud, etc.) y crea una cierta dependencia de los flujos de inversión extranjera directa, factor de vulnerabilidad macroeconómica. Si bien el déficit fiscal y la deuda pública presentan importes bastante próximos a los de algunos países de la UE, su estructura revela la vulnerabilidad de las finanzas públicas de Costa Rica. La deuda pública está en constante aumento y se concentra en el Gobierno central, cuya deuda asciende a millones de USD. Los plazos de la deuda interna ya se prolongaron entre 1995 y 1997, lo que dificulta una nueva negociación. El pago de intereses de la deuda representó en 2004 casi el 26% de los gastos del Gobierno central. Un breve análisis de los gastos del Gobierno central y de la estructura presupuestaria (véase el anexo 1) revela su escaso margen de maniobra. La estructura del impuesto (fuente FMI) se descompone principalmente entre el 26% de impuesto sobre la renta, el 64% de impuesto sobre el consumo y el 7% de impuesto al comercio. Si bien dominan los impuestos indirectos, la proporción de los impuestos directos sobre la renta ha aumentado estos últimos años. Aún así, en 2004 sólo representaron el 25,5% de la recaudación total, comparado con el 12,07% de Junto a la lucha contra el fraude fiscal, podría plantearse el aumento gradual de los impuestos en vigor, en particular sobre los equipamientos de las empresas (en todos los sectores), las rentas de las personas físicas y las rentas financieras que no figuran en los gastos de personal ni en los contratos de servicios. También deberían reforzarse las medidas dirigidas a aumentar la transparencia y la cooperación administrativa internacional, de acuerdo con las normas elaboradas en el Foro mundial de la OCDE. El Fondo Monetario Internacional ha señalado repetidamente la necesidad de avanzar en la reforma fiscal. Política comercial Desde mediados de los años ochenta, los sucesivos Gobiernos han venido adoptando una política orientada al exterior, favoreciendo la inversión extranjera y la apertura de nuevos mercados a la exportación. Costa Rica ha firmado recientemente tratados de libre comercio con México, Chile, Trinidad y Tobago, la República Dominicana y Canadá. El Tratado de Libre Comercio con la Comunidad del Caribe (CARICOM) fue aprobado en 2005 por la Asamblea Legislativa. Sin embargo, el precedente gobierno no logró que el Tratado CAFTA fuera ratificado por la Asamblea. Costa Rica mantiene acuerdos comerciales de protección recíproca de las inversiones con Alemania, Argentina, Canadá, Chile, China, Corea, España, Francia, Reino Unido, Holanda, Paraguay, la República Checa, Suiza y Venezuela. Están en curso de negociación otros tratados con 18 países. Además, Costa Rica es un miembro muy activo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y uno de los países siempre presentes en las reuniones preparatorias de la Ronda de Doha. Ha prestado una valiosa contribución en ciertos asuntos como la facilitación del comercio, el trato diferenciado entre economías desarrolladas y economías en desarrollo, la competencia y el acceso a los medicamentos. Por último, Costa Rica participa activamente en los grupos Cairns y Colorado de la OMC y es uno de los 34 países que participan en las conversaciones sobre la creación de un Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

13 En 2004, los flujos de inversión extranjera directa se elevaron a 617,3 millones de USD. De este total, la inversión europea representa el 9.7 % (mismo porcentaje que Canadá), muy por detrás de los Estados Unidos (72.3 %). En general, se observa una tendencia al aumento de la inversión directa en el extranjero. La inversión extranjera directa en 2003 fue 3.5 veces superior a la de Comercio exterior (anexo 2) Es importante señalar que más del 50% de las exportaciones costarricenses proceden de zonas francas. El país se ha fijado el plazo del final de 2009, a cuyo término, de conformidad con la OMC, se eliminarán los incentivos vinculados a las exportaciones desde las zonas francas. Costa Rica representa más del 60% de las exportaciones hacia el mercado europeo a nivel regional y es el segundo destino de la inversión directa europea después de Panamá. La producción agrícola (banana y café, en particular) representa un porcentaje cada vez menor de la producción nacional, pero conserva un papel preponderante en las exportaciones. La Unión Europea es en 2005 el tercer beneficiario de las exportaciones de Costa Rica (16.3%) por detrás de América Central (17%) y de los Estados Unidos (42.7%). La Unión Europea ocupa el cuarto puesto de las importaciones (13.1%), detrás de los Estados Unidos (41.3%), Asia (15.7%) y América del Sur (14.3%). América Central ocupa el quinto lugar (5,6%). Las exportaciones de Costa Rica se benefician de la Iniciativa de la Cuenca del Caribe (ICC) de los Estados Unidos, del Sistema de Preferencias Generalizadas (SPG) de la Unión Europea, así como de otras iniciativas de los países industrializados. Sectores productivos La participación de los sectores en la economía en 2004 es la siguiente: agricultura y minería: 8.4%; industria y construcción: 25.3%; servicios: 66.3%. La economía del país ha experimentado un profundo cambio en los últimos quince años. El peso de la producción agrícola en la producción nacional pasó del 13,2% al 8.3% entre 1991 y 2004, y sólo absorbe el 13,9% del empleo frente al 25% en El sector de la fabricación creció una media del 5,7% anual entre 1994 y 2004, por encima del crecimiento medio del país (4,8%), debido a la actividad de las zonas francas. El turismo ha sido una de las actividades más importantes de los últimos años y en 2003 representó el 19,6% del PIB. Las entradas de divisas por turismo supusieron millones de dólares en La instalación en 1998 de tres fábricas de la empresa exportadora transnacional de chips electrónicos INTEL, con una inversión de más de 600 millones de dólares, tuvo un gran impacto en las estadísticas macroeconómicas del país. La participación de INTEL, acogida a las ventajas de las zonas francas, en el índice de crecimiento se acerca al 50%. Sin embargo, el impacto real de la empresa en la economía aunque importante (creación de empleo de alta calidad y de un polo comercial internacional para atraer I+D) es mucho más limitada. Estos cambios tienen importantes repercusiones en el mercado laboral, en el que se observa una creciente necesidad de mano de obra muy cualificada. El retroceso de como la agricultura tiene como corolario, con las pérdidas de empleo, un aumento del sector informal. La creación de empleos cualificados aún no es suficiente para producir efectos en el mercado laboral. El excesivo control estatal sobre sectores fundamentales como la energía, las telecomunicaciones, los seguros, los puertos, aeropuertos o el abastecimiento de agua, limita los resultados económicos y las posibilidades de desarrollo. La ratificación del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y los Estados Unidos y la República Dominicana (CAFTA) supondrá para los sectores que son monopolios estatales, seguros y ciertos aspectos de las telecomunicaciones, la obligación de abrirse a la competencia. Estudios recientes han evaluado la pérdida de ingresos para el Estado en un 0,23% del PIB de media anual.

14 2.5. Integración regional Costa Rica sigue siendo reticente respecto a la integración política de América Central, por razones históricas que remiten a las turbulencias por las que ha atravesado la región y porque desea como condición previa una reforma de las instituciones regionales. Es miembro del SICA y se compromete más en el SIECA, pero no es miembro del PARLACEN y del Tribunal de Justicia de Centroamérica, ya que duda de la eficacia de estas instituciones. Teniendo en cuenta sus particularidades, tanto sociales como políticas y económicas, en relación con la región (anexo 4), y aunque comprometido desde 2002 en el proceso de integración económica regional, el país avanza a un ritmo más lento que sus vecinos, en particular El Salvador, Guatemala y Honduras. Las autoridades del país no han adoptado aún medidas para facilitar la circulación de personas, como han hecho El Salvador y Guatemala. Este hecho se debe a la fuerte inmigración nicaragüense. Sin embargo, desde su compromiso en 2002, Costa Rica ha participado activamente en el proceso de negociación para la creación de la unión aduanera. El Presidente Arias se expresó a favor de la integración centroamericana y de un acercamiento a Nicaragua y Panamá con quien se está negociando un acuerdo de libre comercio. Anunció su intención de presentar el CAUCA, código aduanero común, a la ratificación de la Asamblea Legislativa antes de que termine el 2006, según lo decidieron los Jefes de Estado de la región en marzo de 2006 en Panamá. Consciente de la necesidad de armonizar las normas arancelarias, así como la normativa técnica; sanitaria y fitosanitaria y el régimen de bienes, servicios e inversiones; el país condiciona su compromiso con la integración regional centroamericana a la aplicación de normas iguales o superiores a las que posee actualmente. Los empresarios tienen una visión positiva de un proceso de integración susceptible de aumentar las oportunidades comerciales con la región, agilizar los trámites y reducir las cargas administrativas y los plazos, mientras que el sector social, si bien está en favor del proceso, desea que se reconozcan los costes sociales que provocaría el aumento de la emigración hacia Costa Rica, especialmente la nicaragüense. Principales retos de Costa Rica El sistema político que regía en Costa Rica antes de 2006, mostró sus limitaciones que se han traducido en el bloqueo de reformas importantes y el descontento de los ciudadanos. El nuevo Gobierno electo en 2006 tiene que iniciar la reforma de un sistema político desacreditado, conservando al mismo tiempo el modelo democrático costarricense. El presidente Arias necesitará una gran determinación para alcanzar un consenso nacional y lograr que se adopten las reformas necesarias y cumplir con las reformas emprendidas. Teniendo en cuenta que la fracción PLN (25 diputados) no dispone ni de una mayoría absoluta de 29 votos en la Asamblea ni, menos aún, de la mayoría calificada de 38 votos requerida para las reformas principales (fiscalidad en particular; son necesarios 38 votos para la adopción del CAFTA), el Presidente deberá realizar alianzas con otros partidos como el PAC, que hizo campaña contra el CAFTA, o con el Movimiento Libertario que se opone a la reforma fiscal, dos proyectos esenciales para el futuro del país. Las otras reformas conciernen la mejora del sistema administrativo, la agilización de los procedimientos y de los controles; el mantenimiento de la competitividad de su economía orientada hacia el comercio exterior, mediante una mano de obra cualificada y la diversificación a través sobretodo de inversiones en educación e investigación en el ámbito de la ciencia y la tecnología; la apertura de sectores económicos tales como seguros y telecomunicaciones; la mejora de un modelo social debilitado aumentando la calidad de los servicios públicos; las inversiones en los transportes, el medio ambiente (gestión de los residuos, saneamiento) y la vivienda; las financiaciones sociales y la lucha contra las crecientes desigualdades, la

15 pobreza y la exclusión de las poblaciones más vulnerables, velando en particular por la integración de los inmigrantes nicaragüenses. Por último, en el ámbito regional, Costa Rica es un interlocutor clave del proceso de integración centroamericana y debe, por consiguiente, esforzarse en desempeñar un papel motor. 3. PROGRAMA NACIONAL DE COSTA RICA El ex Presidente Pacheco se había fijado como prioridades la lucha contra la pobreza, a través de la mejora de la formación y de las capacidades humanas, la vivienda, el aumento de la producción y del empleo, la mejora del sistema judicial, la participación de los ciudadanos y la protección del medio ambiente. El Programa Nacional tenía pues la ambición de preservar un modelo social reconocido y sin igual en la región, mejorar la competitividad económica y la apertura comercial, pero las instituciones democráticas del país no siguieron al Gobierno en la realización de estos objetivos. El Gobierno anterior tenía como prioridad mejorar el aprovechamiento de los recursos del país y llevar a cabo una reforma fiscal reconocida como necesaria para reducir el déficit presupuestario del Estado, mejorar los indicadores sociales y apoyar a los sectores productivos, pero la reforma no alcanzó ningún resultado. El proyecto que se había adoptado en primera lectura al final del mandato del anterior Gobierno se declaró inconstitucional. Incumbe al Gobierno de Oscar Arias presentar un nuevo proyecto para aumentar los ingresos del Estado y financiar, en particular, las inversiones en las infraestructuras y la educación, así como la reducción de la pobreza, que son las grandes prioridades de su programa. Figuran también en el programa del gobierno de Arias la descentralización de los poderes, el fortalecimiento de los lazos comerciales en la escena mundial, tanto con los grandes bloques económicos, en particular con la adhesión al CAFTA y la negociación de un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, como en la región centroamericana, así como la finalización de la Ronda de Doha. La integración regional se percibe como un paso fundamental y necesario en este sentido para favorecer el crecimiento económico y social del país pero, al mismo tiempo, se percibe como una amenaza potencial para el modelo costarricense, lo que se refleja en los bloqueos de la adopción de decisiones. El programa del Presidente Oscar Arias: Política social Reducir la pobreza en un 4% Destinar 8% del PIB a la educación Universalizar la educación secundaria Fortalecer la CCSS (Caja del Seguro Social) Mejorar el acceso a los servicios sociales Expansión de la clase media Acordar subvenciones a menores de 17 años Crear un centro de desintoxicación de menores Política económica Crecimiento económico del 6% Ratificación del CAFTA Negociar TLC con Europa Aumento de la recaudación tributaria Capitalización del Banco Central para reducir la inflación

16 Inversión de $1000 millones para infraestructura Crear el sistema nacional de innovación tecnológica y formación profesional Política exterior Trabajo coordinado entre COMEX y Cancillería Reformar el Servicio Exterior Promoción del consenso de Costa Rica Integración regional centroamericana Medio Ambiente Plan de gestión de residuos Producción del 100% de la electricidad con energías renovables Reforma de la ley del agua Autonomía financiera de las áreas de conservación Reformas jurídicas Reglamento de organización del Poder Ejecutivo Ley de Administración Pública Sistema Nacional de Planificación Gobierno Digital Comité Ética adscrito a la Presidencia Apertura de los monopolios Ley de Adjudicación de Obras Públicas 4. BALANCE DE LA COOPERACIÓN, COORDINACIÓN Y COHERENCIA 4.1. Cooperación de la Comisión Europea, la experiencia del período Al igual que los demás donantes internacionales, la Comisión Europea ha reducido gradualmente su cooperación con este país que, no obstante, continúa beneficiándose de diversos mecanismos de cooperación regionales para América Latina, de financiaciones temáticas y de ayuda bilateral en el marco de la presente programación. Costa Rica participa muy activamente en los programas regionales, en los sectores de la educación (ALFA, ALBAN), de la transferencia de tecnologías Al-Invest) o del desarrollo local (URB-AL). A título de ejemplo, diez instituciones de enseñanza superior participaron en 35 de los 208 proyectos financiados por ALFA II (17%), lo que representa una financiación de la CE de 8,2 millones de euros; en 3 de los 19 participaron socios del país y las autoridades locales participaron en 15 de los 154 proyectos URB-AL, con muchos temas relacionados con la participación de las mujeres. Por otra parte, la «Corte Suprema de Justicia de Costa Rica» forma parte del consorcio responsable de la ejecución del programa regional EuroSociAL en el sector de la justicia. La financiación de proyectos por las líneas temáticas se refirió principalmente a los ámbitos de los derechos humanos, con un importe de subvenciones de aproximadamente tres millones de euros en el período concedidos a instituciones activas en Costa Rica (reforma penal, defensa de la infancia, Estado de Derecho y ciudadanía etc.) y del medio ambiente [subvención de euros a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, UICN, para la gestión de las zonas protegidas]. (Véase la lista que figura en el anexo 8). En los dos casos, estos proyectos se justifican por

17 el interés que suscita la biodiversidad del país y por su especial posición como sede de una serie de organismos internacionales y regionales de derechos humanos. La dotación financiera indicativa del anterior documento de programación bilateral de Costa Rica, de un importe de 31,5 millones de euros para el período , se aplicó durante este período a tres sectores complementarios con el fin de responder a los desafíos del país: la reforma institucional, incluida la modernización y la descentralización para ayudar al Gobierno a definir un marco adaptado que permita a los Gobiernos locales asumir nuevas responsabilidades la mejora de la ordenación del Valle Central, que concentra a la mayor parte de la población y de la economía del país, incluidos diagnósticos sectoriales, el fortalecimiento de la coordinación entre las autoridades de planificación y la modernización de los recursos humanos el desarrollo de los recursos humanos y el fortalecimiento de las relaciones entre la industria y la comunidad científica con objeto de promover las nuevas tecnologías y apoyar la diversificación de la economía, el empleo y los atractivos medioambientales del país. Los proyectos de la estrategia responden a desafíos que siguen siendo actuales. Todavía están en fase de ejecución, ya que la estrategia no pudo cumplirse en los plazos previstos. Por otra parte, el 5% de los medios de la estrategia se reservó a prioridades como la violencia doméstica contra las mujeres, la prostitución infantil, el acceso de los grupos marginales a los servicios básicos (salud y educación), y a proyectos de integración regional. Esto se tradujo principalmente en las financiaciones de las líneas temáticas y de la cooperación con América Central. La práctica puso de manifiesto las dificultades de adaptación rápida de la cultura administrativa de Costa Rica a las nuevas normas de la Comisión, que confían la gestión a una entidad designada por el país y limitan los plazos de ejecución. Los obstáculos comunes a los proyectos se deben a diversos factores: la falta de una institución gestora dinámica, la ausencia de voluntad política necesaria para superar los obstáculos administrativos y técnicos, la cuestión de las contrapartidas financieras; la falta de «modus operandi» entre la administración y la Contraloría (organismo de control financiero) con normas claras de ejecución presupuestaria. Esta situación provoca retrasos en la ejecución de los proyectos, lo que podría amenazar su finalización. Hay en curso dos actividades complementarias: la modernización y descentralización del Estado (FOMUDE), y la ordenación urbana (PRUGAM) El programa de cooperación científica y tecnológica CENibiot en el ámbito de la biotecnología, se puso en marcha a finales de Los retrasos de los programas FOMUDE y PRUGAM se deben, en particular, a la multiplicidad de agentes institucionales, al gran número de municipios participantes (31 en PRUGAM y 81 en FOMUDE) y a la complejidad del proceso de decisión para llegar a un acuerdo entre todas las partes que sea aprobado por la contraloría de la República. A esto hay que añadir los cambios de responsables, la falta de experiencia de la administración en materia de descentralización, la falta de recursos financieros locales para ofrecer contrapartidas, la falta de apoyo del poder legislativo muy ligado al centralismo, el peso limitado de los ministerios asociados. Tras haberse enfrentado a dificultades derivadas de la complejidad del proceso, el proyecto suscita un interés real ya que refleja una prioridad esencial del país, en el contexto de un nuevo impulso en favor de la descentralización y de la necesidad de planificación de la infraestructura urbana. El medio ambiente es un eje esencial de estos dos proyectos, en particular a través de las inversiones medioambientales y del apoyo a la capacidad de las colectividades en este ámbito. Estos proyectos deberían contribuir a la modernización de las instituciones del país, al progreso del consenso institucional y al diálogo con la sociedad civil.

18 El proyecto CENIBiot apoya la modernización de la agricultura industrial y de sus sectores conexos a través del uso de nuevas tecnologías. Contribuye a la creación de empleo de calidad y a la limitación de la contaminación. La nueva programación, que no debería comenzar (según el calendario indicativo) antes de que estos programas hayan obtenido resultados concretos, tendrá en cuenta la experiencia adquirida y los progresos alcanzados por las entidades nacionales gestoras e intentará inscribir esta experiencia en el largo plazo, a lo que contribuirá la elección de los nuevos sectores de concentración (parte 5) prevista en la continuidad de la estrategia Situación de la programación : véanse los detalles en el anexo Programas de los Estados miembros de la Unión Europea y de los demás donantes La cooperación en forma de ayuda no reembolsable se redujo gradualmente en los años noventa, hasta estabilizarse a partir de 2000 en una cifra inferior a 90 millones de USD anuales, teniendo en cuenta el nivel de desarrollo del país. La Unión Europea, principalmente Alemania, España, Francia y los Países Bajos, Japón, Canadá y Taiwán son los principales donantes. Los sectores elegidos por los Estados miembros son el medio ambiente y el apoyo a la descentralización y a los municipios, lo que muestra una convergencia con la estrategia de la Comisión Europea. La mayoría de los Estados miembros presentes dedican un esfuerzo considerable a la promoción de los intercambios culturales, incluidas las becas de estudios en Europa. El Banco Europeo de Inversiones firmó un Acuerdo marco con Costa Rica en mayo de 2003 aún pendiente de ratificar. Por esta razón, todavía están pendientes los dos importantes préstamos de 100 millones de euros destinados a financiar la construcción de la vía San José- San Ramón y el proyecto de transporte eléctrico metropolitano de San José. El apoyo de los bancos multilaterales en forma de préstamos es muy importante, teniendo en cuenta la reducción de la ayuda de los donantes, con una media de 300 a 400 millones de USD anuales y grandes diferencias según los años. A título ilustrativo, la cooperación financiera total pasó de los 189,35 millones anuales en 2002 a los 576,4 millones de 2003 (véase el anexo 7). Hay que destacar la importancia de los bancos de desarrollo como el BID, el BCIE, el Banco Mundial, el Banco de Desarrollo de Japón y el Kreditanstalt für Wiederaufbau. Durante los últimos cinco años el BCIE ha sido el banco más activo, pero si se consideran los últimos veinte años el BID ha sido el instrumento principal de cooperación financiera. El BID ha sido una fuente de financiación continua para el Gobierno y para las empresas privadas. El BCIE tiene compromisos importantes, así como el Banco Mundial. Al amparo del Plan Puebla Panamá (PPP) están previstos varios proyectos de infraestructuras. Además, una vez ratificado el Tratado CAFTA están previstos programas de préstamos y de cooperación financiera en materia de competitividad, de empleo y de medio ambiente. El sector principal de concentración fue el de la energía y las telecomunicaciones, que absorbió en ,2 millones de USD (65,59%) y en ,6 millones de USD (37,4%). Detrás de este sector hay una gran dispersión entre sectores como economía y finanzas, comercio exterior, una multitud de proyectos de medio ambiente, obras públicas y transporte, vivienda y desarrollo urbano, sanidad, desarrollo local o ciencia y tecnología. No existe un mecanismo de coordinación o una mesa redonda de donantes. Tampoco hay iniciativas concretas en este sentido por parte del Gobierno o de los donantes.

19 Existe una estrecha coordinación entre la cooperación de la Comisión y la de los Estados miembros, sobre todo en el caso de los proyectos de descentralización y refuerzo de los municipios, que son objeto de reuniones mensuales (PRUGAM y FOMUDE). Convendría organizar mesas redondas sectoriales de coordinación con todos los donantes para favorecer los intercambios de ideas desde la fase de formulación de estrategias hasta la ejecución de las acciones, especialmente con los países miembros de la Unión Europea. Este documento de estrategia tiene por objetivo coordinar el programa de trabajo para el período con los Estados miembros de la Unión Europa presentes en los mismos sectores, e instaurar, de este modo, una coordinación estratégica a medio plazo Coherencia con las políticas y los instrumentos de la UE (anexo 11) El análisis de los objetivos de la cooperación con Costa Rica, así como de las políticas e instrumentos de la Unión Europea, en particular el comercio, la agricultura, el medio ambiente, la salud y la protección de los consumidores, el mercado interior, la competencia, la investigación y la sociedad de la información, muestra una coherencia general. Asimismo, se observa una gran complementariedad y sinergia entre estas políticas y la estrategia actual, incluida la consideración de prioridades transversales como los derechos humanos, la perspectiva de género y el medio ambiente. La Comisión Europea también ha creado recientemente un instrumento de evaluación de las repercusiones aplicable a la mayoría de sus propuestas, que contribuye a mejorar la coherencia de las medidas en preparación, asociando a los servicios competentes. Durante las consultas, las autoridades del país y la sociedad civil mostraron su inquietud por el sistema de preferencias comerciales del SPG que, a pesar de sus mejoras recientes, no es suficiente para influir en las decisiones de inversión a largo plazo, y por la política agrícola común, particularmente en el sector del banano. También se ha abordado la falta de coordinación entre los proyectos financiados con cargo a determinadas líneas presupuestarias temáticas y geográficas. 5. ESTRATEGIA DE LA COMISIÓN EUROPEA 5.1. Objetivos y modalidades La preparación del presente documento de estrategia es el resultado de un proceso de consulta a las autoridades de Costa Rica y a la sociedad civil (comunidad académica, cámaras de comercio, administraciones, proveedores de fondos), que se llevó a cabo en mayo de 2005 a partir de dos talleres dedicados a la cohesión social y a la integración regional que abordaban los temas principales del programa nacional (reforma fiscal, descentralización, medio ambiente urbano, comercio exterior, sistema aduanero común, Acuerdo de Asociación con la Unión Europea). Los resultados de la consulta confirmaron las cuestiones y desafíos contemplados en el capítulo 2 (para más información, véase el anexo 13). La Comisión Europea ha dado preferencia a los siguientes criterios esenciales en esta estrategia de cooperación: Definir los sectores prioritarios de acuerdo con las dos grandes prioridades de la Declaración de Guadalajara confirmadas por la Cumbre de Viena: la cohesión Social y la integración regional, adaptándolos a los desafíos del país; Concentrar los esfuerzos de la cooperación en temas que formen parte de las grandes prioridades nacionales del Gobierno;

20 Integrar en todos los programas, siempre que sea pertinente, las siguientes dimensiones: la promoción de los derechos humanos, la igualdad de género, la democracia y la gobernabilidad, los derechos de la infancia y de las poblaciones indígenas, el medio ambiente y la lucha contra el SIDA; Determinar la estrategia de cooperación y las modalidades de ejecución, incluido el calendario, en función de los resultados obtenidos durante el período y de las contrapartes nacionales; Acompañar la asistencia de la Comisión Europea de un mayor diálogo político, también sectorial, con posibles transferencias de experiencias y un refuerzo de las políticas públicas; Promover un diálogo constante entre los agentes nacionales (Gobierno central, municipios, partidos políticos y sociedad civil), para alcanzar una participación real y una apropiación adecuada de los programas por parte del país, en lo que respecta al desarrollo y al lanzamiento de la futura cooperación; Reforzar la coordinación con la estrategia regional que da prioridad a la integración de América Central (anexo 12) así como con los programas regionales actuales y futuros (RSP América Latina); Hacer hincapié en la coordinación con los demás donantes en todas las etapas de la cooperación, incluidos los proveedores de fondos multilaterales como el BID y el Banco Mundial. La elección de los sectores y las modalidades de intervención son complementarias a las de los otros proveedores de fondos que han reducido su ayuda, y se concentra en los sectores mencionados en el punto 4.2. Esta estrategia se someterá a un examen intermedio ( ). En función de la evolución de la situación y de los principales retos del país, incluyendo los principales indicadores socioeconómicos y los avances de la cooperación, se valorará si es conveniente adaptar la actual estrategia, incluida la dotación financiera destinada a la cooperación Justificación de la elección de los sectores de concentración Cohesión social El análisis de los desafíos del país ha puesto de manifiesto que era prioritario conservar un modelo social que le ha permitido ocupar una posición favorable en el contexto regional, tal y como reflejan los indicadores sociales. Esta situación se ve amenazada por un contexto de recursos limitados y por un desarrollo que acentúa las desigualdades y aumenta la exclusión de determinadas poblaciones, en particular de las situadas en las regiones desfavorecidas del país. En este contexto, el objetivo global de la cooperación de la Comisión Europea es contribuir a la lucha contra la pobreza y la reducción de las desigualdades sociales y territoriales, así como la exclusión, existentes en el país. La estrategia prevista se dirige por lo tanto a favorecer el acceso de la población a servicios sociales de calidad para reducir las desigualdades sociales y territoriales. Se destinará un apoyo específico a los esfuerzos del país para mejorar los servicios sociales de salud, educación, empleo y medio ambiente, en las zonas más afectadas y para las poblaciones vulnerables. Asimismo, se concederá una atención particular al diálogo y a la participación de las poblaciones concernidas. Esta estrategia permitirá destinar una ayuda adicional a los esfuerzos del país en un ámbito muy importante, en particular en una perspectiva de integración de las poblaciones inmigradas, con vistas al desarrollo económico y social del país, así como a la integración regional. La estrategia tendrá en cuenta

21 los procesos de puesta en práctica de la reforma fiscal, incluida la modernización del sistema fiscal, y de descentralización, si éstos se confirman por el nuevo gobierno. La aprobación de una reforma fiscal basada en un sistema progresivo y de redistribución social y territorialmente equitativo se ha convertido en un elemento esencial del proceso de modernización de las políticas sociales. Otro aspecto importante será la transferencia efectiva de recursos hacia las entidades locales en el proceso de descentralización de las competencias sociales, con objeto de promover una utilización eficaz de estos recursos. La Unión Europea tiene un valor añadido en el ámbito de las políticas sociales y de la lucha contra las desigualdades y la exclusión y puede apoyarse en las experiencias y el modelo social de sus Estados miembros. A este respecto, las acciones de cooperación irán acompañadas de un diálogo político, de conformidad con las recomendaciones de las Cumbres de Guadalajara y Viena, y se basarán en intercambios de buenas prácticas inspiradas en la experiencia obtenida en el proceso de Lisboa y el método abierto de coordinación de la lucha contra la pobreza y la exclusión social Integración regional La Comisión concede un atención especial al proceso de integración regional centroamericano y apoyará las actividades de Costa Rica que contribuyan a esta integración. Las acciones programadas a nivel bilateral serán coherentes y complementarias con la estrategia regional y se dirigirán específicamente a ayudar a Costa Rica a poner en práctica políticas convergentes con la región y a reforzar su competitividad comercial. La historia muestra que la integración regional es beneficiosa para la estabilidad política y la seguridad, así como para estimular el crecimiento económico, el comercio y las inversiones, sociales en particular, favoreciendo así la creación de riqueza y la reducción de la pobreza, en un marco político coherente. La Comisión Europea podrá basarse en su experiencia en el ámbito de la integración y en sus actividades de cooperación, principalmente en lo tocante a su apoyo al proceso de integración de América Central desde hace varios años. Tratará, entre otros aspectos, de: Conceder una atención particular a las necesidades de Costa Rica para participar en la Unión Aduanera de Centroamérica. Esto permitirá desarrollar su capacidad administrativa y facilitar el comercio, en particular en lo que respecta a la aplicación de las normas internacionales pertinentes. Contribuir a mejorar el nivel de integración con la región, apoyando la consolidación de las instituciones públicas relacionadas con el comercio exterior (por. ejemplo en el campo de las finanzas, las aduanas; la agricultura, los aspectos sanitarios y fitosanitarios; la economía, la legislación; la salud, los códigos sanitarios y la coordinación y la negociación con sus homólogos de Centroamérica. Asimismo se tratarán la propiedad industrial e intelectual, la política de competencia, las normas y estándares y la armonización de las legislaciones. Plantearse, en el contexto de los preparativos de un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, apoyar a Costa Rica para ayudarle a responder a los elementos necesarios para la negociación Elaboración de los programas en los sectores de concentración Teniendo en cuenta los importes limitados asignados a los dos sectores de concentración, se favorecerá el enfoque por proyecto, potenciando la eficacia de las intervenciones destinadas a desarrollar las capacidades de las administraciones y de los agentes interesados. Se tratará de apoyar políticas y

22 acciones dirigidas, por un lado, a reducir las desigualdades y a luchar contra la pobreza y la exclusión y, por otro lado, a participar en el proceso de integración regional. Se asociará sistemáticamente a los interlocutores de la sociedad civil. 6. PROGRAMA INDICATIVO NACIONAL (PIN) El importe indicativo asignado para el período es de 34 millones de Euros Modalidades Considerando la lenta ejecución de la cooperación actual con Costa Rica, se concederá una atención particular a los siguientes aspectos: la prioridad otorgada al acompañamiento de las reformas llevadas a cabo en el país, el acuerdo oficial de las autoridades competentes con los programas propuestos, las acciones de sensibilización sobre las prioridades de la estrategia, en particular la cohesión social y la integración regional, el seguimiento de la ejecución del programa actual ( ) con el objetivo de evaluar los progresos periódicamente. Sucederá lo mismo con la nueva programación. Se elaborará un informe anual para evaluar los progresos en la aplicación de la cooperación, con indicadores de resultados obtenidos. En vista de estos progresos y de la disponibilidad de fondos del homólogo nacional, confirmada en el presupuesto de los socios, los nuevos programas se inscribirán en el calendario definitivo de programación. Se organizarán acciones de formación para familiarizar a los beneficiarios (entidades de gestión y cualquier institución participante en la ejecución de los proyectos) con los procedimientos de la Comisión Europea. En el marco de la evaluación intermedia de la programación por la Comisión, una evaluación de los resultados de la cooperación de la Comisión con Costa Rica permitirá decidir si conviene modificar la respuesta estratégica de la Comisión. La ejecución de esta programación, así como la dotación financiera, dependerán del resultado de los estudios y de los trabajos de identificación efectuados por la Comisión Europea Actividades y sectores de concentración Cohesión social El objetivo general es contribuir a la lucha contra la pobreza y contra la exclusión y a reducir las desigualdades sociales y territoriales, mediante el apoyo a la modernización del Estado en el ámbito del desarrollo local y de las políticas sociales, así como del sistema fiscal. El objetivo específico es apoyar: La mejora de las políticas públicas con el fin de mejorar los indicadores sociales. Se prestará una atención particular a mejorar la capacidad de los servicios sociales a nivel local, en los ámbitos de la salud, la educación, el empleo y el medio ambiente. Las acciones se concentrarán en las

23 regiones y las zonas más pobres donde viven las poblaciones más desfavorecidas (índice de pobreza superior a la media nacional), en particular las poblaciones inmigrantes. La consolidación de las políticas sociales y de las capacidades de las entidades locales en el ámbito social, a condición de que se confirme la reforma fiscal y la descentralización de las responsabilidades sociales acompañadas de la financiación correspondiente a los municipios. En esta hipótesis, las acciones incluirán la formación y el refuerzo de las capacidades de los municipios en materia de gestión de los recursos, aplicando los principios de buena gobernanza, de igualdad de trato y de transparencia, incluida la obligación de rendir cuentas y de respetar las buenas prácticas en materia de contratación, el establecimiento de sistemas de auditoría y la elaboración de informes a nivel central. Estas acciones contribuirán a la lucha contra la corrupción. Se buscará y favorecerá el desarrollo sostenible y participativo, buscando en particular la participación de la mujer. El programa estará inscrito en la continuidad de la experiencia adquirida durante la aplicación de los actuales programas PRUGAM y FOMUDE, que apoyan el proceso de descentralización de las competencias en el ámbito de la gestión territorial y urbana, y permitirá afianzar los logros a largo plazo. Los indicadores para evaluar los resultados previstos de esta iniciativa incluirán, entre otros, datos cuantitativos y cualitativos en relación con los siguientes aspectos: mejora de las inversiones sociales (empleo, salud, medio ambiente, etc.), mejora de la recaudación y de la redistribución equitativa del impuesto mejora de la eficacia de los gastos públicos en los servicios sociales, mejora de los servicios sociales, mejora de los indicadores sociales en las zonas implicadas, en particular en el ámbito de la salud y de la educación, del empleo y del medio ambiente; el acceso y la consideración de las poblaciones más desfavorecidas a los servicios y prestaciones sociales y, en particular, la mejora de las condiciones de vida de las poblaciones inmigrantes, número de personas implicadas, etc. Beneficiarios: administración costarricense, servicios públicos sociales, entidades locales. Beneficiarios finales: comunidades situadas en las zonas desfavorecidas. Programas/actividades: apoyo a los programas sociales, incluida la modernización del Estado, estudios, encuestas, acciones de formación, seminarios, suministro de material y de logística; proyectos de demostración; intercambios de experiencias, etc. Inclusión de los temas transversales: Temas SECTOR COHESIÓN SOCIAL Igualdad entre mujeres y Promover la igualdad de las mujeres, sobre todo en la lucha contra la exclusión y la reducción de la pobreza. Promover la participación de las mujeres.

24 hombres Derechos humanos y dimensió n cultural Derechos de la infancia Medio ambiente Promover la integración y el respeto de los derechos humanos, en particular en lo que se refiere a los grupos menos integrados de la población: (inmigrantes y grupos indígenas). Prestar atención especial a la situación de los pueblos indígenas y de los grupos excluidos, teniendo en cuenta su cultura y sus tradiciones y garantizando su participación. Promover la lucha contra todas las formas de exclusión y apoyar el carácter multicultural de las políticas y de los servicios públicos. Incorporar en los programas la protección, la situación y los derechos de la infancia (grupo más vulnerable). Integrar los factores asociados a la degradación del medio ambiente, el acceso a los recursos y al agua, así como todos los demás factores que amenazan el desarrollo sostenible; tener en cuenta la vulnerabilidad a los riesgos naturales Integración regional El objetivo general es contribuir al proceso de integración de Costa Rica en la región de Centroamérica, con una atención especial a sus necesidades para formar parte de la Unión Aduanera de Centroamérica. El objetivo específico es llevar a cabo una serie de acciones que permitan consolidar las instituciones nacionales en los ámbitos siguientes: armonización de las legislaciones, normas y estándares técnicos industriales, veterinarios y fitosanitarios, así como los relativos a la propiedad intelectual; todas las medidas que favorezcan la integración de Costa Rica en la región y que faciliten el cumplimiento de las condiciones técnicas requeridas con vistas a la negociación del Acuerdo de Asociación UE-Centroamérica; las acciones que permitan mejorar la competitividad del país para hacer frente a la apertura de los mercados. Condiciones: la adopción por el Gobierno de las decisiones y medidas necesarias para avanzar en la integración regional y adoptar políticas convergentes. Los principales indicadores para medir los resultados previstos incluyen datos cualitativos y cuantitativos relativos a: la consolidación de los institutos nacionales de certificación de las normas veterinarias, industriales y fitosanitarias; el fortalecimiento del marco existente en materia de propiedad intelectual para desarrollar los aspectos de la protección de patentes, marcas y modelos de utilidad industrial;

25 la formación de jueces y agentes de aduanas y refuerzo de las administraciones fiscales; la participación activa de las pequeñas y medianas empresas; el material y equipos suministrados; la convergencia con la Unión Aduanera de Centroamérica. Beneficiarios: administración, inspección veterinaria, cámaras de comercio y asociaciones empresariales, empresas. Actividades y programas: estudios, formación, suministro de material. El programa se definirá sobre la base de un estudio de la evaluación de las necesidades del país en términos de comercio e integración regional que se realizará un año antes del lanzamiento del proyecto. Inclusión de los temas transversales Temas SECTOR INTEGRACIÓN REGIONAL Poblaciones marginadas, inmigración, dimensión de género, integración social Derechos humanos y derechos de los trabajadores Medio ambiente Consideración del impacto económico y social de las actividades en la reducción de la pobreza y en las poblaciones marginadas y vulnerables. Aplicación de las normas internacionales del Derecho laboral Las intervenciones irán acompañadas de la definición de objetivos e indicadores medioambientales y de las evaluaciones del impacto ambiental, incluida la utilización de los recursos naturales Complementariedad con los demás instrumentos de cooperación Las financiaciones concernidas por la presente cooperación son las previstas para América latina, en concepto de los programas geográficos bilaterales. El país se puede beneficiar de los programas regionales (ALFA, ALBAN, EuroSociAL, URBAL), y de las líneas presupuestarias temáticas como Medio Ambiente, apoyo a los actores no estatales, apoyo a la democracia y a los derechos humanos y la inversión en el capital humano, que se consideran complementarios de la programación geográfica bilateral con Costa Rica. Se buscarán la complementariedad y las sinergias entre los programas regionales y la cooperación bilateral, en particular en el tema de la cohesión social con el programa EuroSociAL, que organiza actividades de información e intercambios entre administraciones y agentes responsables de las políticas públicas (justicia, fiscalidad, educación, salud, empleo) y cualquier otro programa pertinente que se lleve a cabo en virtud de la programación regional , principalmente en los ámbitos de la fiscalidad, la descentralización, las políticas sociales y las asociaciones entre entidades locales.

26 En el sector de la cohesión social se buscará la complementariedad con el programa INCO de I+D, con el fin de promover la investigación científica y tecnológica en el ámbito de las actividades generadoras de empleo en las regiones rurales desfavorecidas de Costa Rica. Se establecerá una coordinación con programas como DIPECHO en el ámbito de la prevención de los riesgos existentes en el país y la región, ya que la intervención en caso de catástrofe se lleva a cabo al amparo de la política y de los instrumentos de ayuda humanitaria. La prevención de las catástrofes naturales también se incluye en un programa regional de América Central iniciado en Dado que Costa Rica no forma parte de los países incluidos en las líneas temáticas, podrá considerarse la participación de los instrumentos ONG y Derechos Humanos cuando haya en el país organismos internacionales especializados, pero no necesariamente para acciones dirigidas específicamente al país. Asimismo, el instrumento financiero sobre medio ambiente y bosques tropicales podrá intervenir en situaciones concretas como complemento de esta estrategia (véase el anexo 11), relativas a problemas medioambientales importantes (deforestación, contaminación del agua, gestión de los residuos). En el ámbito de la integración regional, las actividades serán complementarias y se buscará una sinergia con la programación regional de América Central dedicada a la integración regional (véase el anexo 12); con los programas regionales de América Latina, en particular con AL-INVEST, y con las acciones regionales realizadas como continuación del (apoyo a las PYME y diálogo regular sobre la sociedad de la información). 7. CALENDARIO DE EJECUCIÓN INDICATIVO Cohesión social 75 % Integración regional 25 %

27 ANNEX 1: SELECTED INDICATORS OF COSTA RICA Official name: Republic of Costa Rica Capital: San Jose Surface area: 51,100 square km Population : 4.169,730 million Official language: Spanish Currency: Colon Nature of the State: Presidential Democracy with 57-Member single chamber Legislative Assembly elected directly by adult suffrage for a four-year term. Head of Government (President): Mr. Oscar Arias presidential and legislative elections: February 2006 Principal political parties: Government Partido de Liberación Nacional (PLN) Opposition Partido Acción Ciudadana (PAC) Movimiento Libertario (ML) Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) Accesibilidad sin exclusión (PASE) Restauración nacional (RN) Frente Amplio (FA) Unión Nacional (UN) Representatives in Legislative Assembly

Sitemap